sábado, 11 de julio de 2009

Especial dormitorios: más cómodos y bonitos

Aquí tienes dormitorios con soluciones decorativas y una hábil combinación de telas y colores, que consiguen ambientes relajantes y llenos de armonía. Todos tienen estupendas ideas de distribución y de mobiliario para aprovechar el espacio al máximo.



BUENAS IDEAS:

1- Utiliza tonos claros y lisos para muebles y paredes. Los crudos, blancos y tierras dan serenidad y aumentan la luz y la amplitud. Los azules claros y los pastel relajan y dan sosiego.

2- Reserva los estampados y colores intensos para los complementos. Para equilibrar y dar contraste a los tonos neutros, elige cojines, cuadrantes, cortinas y complementos en colores vivos.

3- Elige con cuidado el cabecero. Es una pieza clave porque centra la atención y marca el estilo del dormitorio. Si quieres ganar espacio hazlo a medida con mesillas o estanterías integradas.

4- Truco para aprovechar el espacio. Elige la cama con un canapé-baúl, así tendrás un espacio extra para guardar la ropa que no es de temporada.

5- Pon lamparitas sujetas a la pared y dirigibles. No te ocupan espacio en la mesilla y son más cómodas para leer en la cama. Mejor aún, si tienen regulador de intensidad de luz.



CON UNA ZONA DE VESTIDOR

En este dormitorio se ha creado un pequeño vestidor en la zona de paso situada entre el dormitorio y el cuarto de baño. Se ha instalado, aprovechando la esquina, un armario encargado a medida en madera lacada en blanco. Una alfombra blanca otorga calidez.




CABECERO APROVECHADO

En este cuarto, con telas crudas y paredes pintadas en arena, las mesillas están integradas en el cabecero de madera lacado en crema, de VTV. La base superior de éste sirve para apoyar cuadros y objetos decorativos. Los cojines en verde, de Iciar de la Concha, y el de rayas, Gastón y Daniela, ponen color.




CABECERO ABIERTO Y MADERA

La base del cabecero es un murete con la parte superior abierta, que lo conecta con el cuarto contiguo, lo que crea profundidad y da sensación de espacio. Para aislarlo se han colocado contraventanas de madera. De madera también está cubierta toda la pared de la ventana. Las telas proceden de Les Crèations de la Maison.




AMBIENTES SEPARADOS
Eeste dormitorio con el baño integrado necesitaba intimidad. Asi que tras el cabecero tapizado con la tela a rayas Moma, de Gastón y Daniela, se instaló un tabique de madera, hecho a medida, para ocultar el baño. El panel se esmaltó con un tono crema, a juego con el mobiliario y los textiles en crudos y tierra.


UN CABECERO DE OBRA

Para personalizar este cuadro y ganar espacio, se encargó un murete de obra como cabecero. Se ha instalado de pared a pared y pintado a juego con la pintura, pero en un tono más oscuro, para diferenciarlo. Una hornacina central lo aligera y además sirve para colocar libros, objetos y empotrar las luces. La ropa de cama es de Descamps y las mesillas, de El Globo.




TODO A JUEGO

El papel pintado es el protagonista absoluto de esta habitación y cubre, incluso, las puertas de los armarios para integrarlas en la decoración. Los muebles se han elegido en blanco, para suavizar la intensidad del estampado y todas las telas se han combinado en los mismos tonos. Sólo el cubrecanapé incorpora un suave azul. Como lamparitas, dos modelos de Musgo.




IDEAS PARA COPIAR:

1- Pinta la pared del cabecero de un color diferente. Puedes elegir un color más intenso y atrevido. Te dará personalidad al espacio.

2- Pon un espejo muy grande. Ahora están súper de moda, dan profundidad a la habitación y hace que ésta parezca más grande.

3- Coloca una barra sujeta a la pared para poner la colcha. Ponla de madera, como si fuera un gran toallero; es una solución muy práctica para poner plaids, mantas, etc.


UN DORMITORIO EN LA BUHARDILLA

Este espacio se aprovechó para instalar un dormitorio extra. Para aislarlo bien, se cubrieron suelos y paredes de madera. El techo se pintó en blanco y se decapó. La cama se isntaló bajo la zona de techo más inclinada para rentabilizar el espacio y un zócalo de listones de madera lacada en crema actúa como cabecero. Se han elegido tonos claros para aumentar la sensación de espacio.




ELEGANTES CONTRASTES

A este dormitorio se le ha dado un aire nuevo con sólo retapizar el cabecero con una tela clara y revestir la pared tras la cama con un papel pintado, que imita un esponjado de un color oscuro, buscando el contraste con la tapicería clara. Un tabique del dormitorio se sustituyó por un cerramiento acristalado, con el fin de aportar luz natural a un pasillo contiguo. Un estor otorga intimidad.




EN CRUDO Y VERDE AGUA

Aquí se ha optado por luminosos blancos y crudos lisos, en la pintura de pared y en el cabecero con tela Tampico Multi, de Gastón y Daniela, dan toquees de color intenso que rompen la monotonía del blanco. El mueble de madera de Ikea, con cajones de mimbre, da más sitio para guardar.



DORMITORIO INTEGRADO EN EL SALÓN

Este pequeño dormitorio se comunica con el salón para tener más amplitud visual. Una puerta corredera, de Krona, aísla el espacio. En el cuarto no quedaba espacio para mesillas, por eso se aprovecha la pared del cabecero para poner dos estantes Lack, de Ikea. Frente a la cama Malm, de Ikea, armario de puertas y cajones lacados en crema, a juego con las librerías del salón. Los armarios a medida son de Celedonio Sánchez. El edredón, de Descamps.

1 comentarios:

Zay dijo...

me encanta la idea del cabecero con pared abierta! y sinceramente espero que lo de las dos camas gemelas pegadas no sea el dormitorio "de matrimonio", qué triste no? xD